Barcelona habilita parrillas exclusivas para motos para evitar accidentes en los cruces peligrosos

 Escrito el 6 mayo 2008

El Ayuntamiento de Barcelona ha iniciado hoy la instalación de unas parrillas pintadas en el suelo exclusivas para motocicletas y ciclomotores –y en un futuro para bicicletas–, que permitirán a los pilotos mejorar la visibilidad en los cruces y reducir los accidentes en los que se ven implicados estos vehículos.
El consistorio ha pintado ya como "prueba piloto" tres de estas parrillas de color amarillo –similares a las que hay en las intersecciones que prohíben a los vehículos detenerse para evitar atascos– y que se ubican en la calzada, justo después del paso para peatones, donde las motos se podrán colocar a la espera de que se abra el semáforo sin compartir el espacio con los turismos.

Si se demuestra su utilidad –con una evaluación que se hará gracias a la grabación con cámaras de los cruces–, el ayuntamiento tiene previsto, en un plazo de seis meses, extenderlas al resto de la ciudad, ha adelantado el concejal de Movilidad, Francesc Narváez, en la presentación de estas señalizaciones, pioneras en España.

Situaciones de riesgo

El objetivo de la iniciativa, que el consistorio promueve junto al Real Automóvil Club de Catalunya (RACC), es evitar la proliferación de accidentes en los cruces con semáforos cuando las motos "culebrean" entre los vehículos para poder salir en primera línea en el momento en el que el semáforo se pone verde. Así, mientras el semáforo está en rojo, las motos y ciclomotores –más de 250.000 en toda Barcelona– se podrán ir colocando en la parrilla y evitar las maniobras que provocan situaciones de riesgo.

Narváez ha recordado que desde el 2002 se ha registrado un aumento de los accidentes en los que se han visto implicados los vehículos de dos ruedas, que en muchos casos se producen porque los pilotos no tienen la suficiente visibilidad y capacidad de maniobra.

Este sistema quiere también que los motoristas no invadan el paso de peatones, como suelen hacer ahora; que las motos no se queden entre los coches, arranquen acelerando, y a veces sin visión, justo en el momento que se pone en verde, y facilitar la visibilidad de los peatones, limitada en ocasiones por la presencia de turismos o furgonetas.

Resultado fantástico

Las tres parrillas de pruebas –que Narváez ha dicho que en el futuro también servirán para bicicletas– se han colocado en cruces de tipología diferente: Balmes y Gran Via, Aragó y Vilamarí, y Ganduxer y paseo de la Bonanova, y su ubicación está señalizada de forma vertical y horizontal.

Por su parte, el presidente del RACC, Sebastià Salvador, ha recordado que Barcelona es la ciudad de la moto, y que el modelo de circulación de la capital catalana se basa en este vehículo, que "aligera" el tráfico viario. "Una movilidad moderna y sostenible supone ser intermodal, donde peatones y vehículos puedan compartir espacio, y aquí lo básico es la educación y el respeto", ha explicado Salvador, que se ha mostrado convencido de que este sistema dará un resultado fantástico.

EFE
BARCELONA Vía elperiodico.com

Comparte este post con tus amigos!
Publicado por ProfesorAutoescuela en Seguridad Vial

Todavía no hay comentarios, se el primero!

Escribir un comentario

SI puedes utilizar codigo HTML y emoticones en los comentarios.
NO se permiten insultos, enlaces de Spam ni mensajes en formato SMS.

Tu comentario será moderado la primera vez que lo hagas. Después de eso no será necesario si usas los mismos datos.