Talvirenkaat o cómo conducir en Finlandia (I)

 Escrito el 10 Marzo 2008

Tengo un alumno que está viviendo en Finlandia. Ayer me hablaba de cómo son allí los exámenes de los distintos tipos de permisos y cómo funciona su sistema de seguridad vial. Me descubría cosas nuevas y otras simplemente me las recordaba, pero siempre he creído que es uno de los mejores países con respecto a cifras de siniestralidad y circulación en condiciones desfavorables. Al igual que Canadá y otros países que sufren el frío invierno con nieves y hielos constantes, han sabido adaptarse y educar a sus conductores.

Quizá lo primero que llame la atención sobre la seguridad vial sea la diferencia existente para obtener el permiso si uno lo quiere sacar en verano o en invierno. Se exigen, como en casi toda Europa, 18 años cumplidos y pasar un reconocimiento básico; tan básico, que incluso en España parece ser mayor (y eso que nuestros psicotécnicos son irrisorios). Si uno escoge los meses comprendidos entre Octubre y Abril para examinarse, tendrá que pasar primero unas pruebas en circuito cerrado consistentes en hacerse con el control del vehículo en caso de hielo y nieve, aprender a frenar, a acelerar, aprender también a tomar curvas en condiciones muy desfavorables… y una vez lo haya logrado, se enfrentará a la circulación abierta y las pruebas serán múltiples, no vale un sólo día y un sólo examen. Hay que demostrar que se sabe conducir bajo fuertes nevadas, esquivar alces y venados (representan un riesgo enorme) y que además, se sabe circular en distintas saturaciones de tráfico y en distintos lugares.

Si uno prefiere obtener su permiso entre Abril y Octubre, tendrá que pasar por las mismas pruebas, aunque tendrá una clara ventaja a la hora de circular en carretera, porque evitará en mucho las heladas y nevadas. Pero se verá en igualdad de condiciones si llega a las pruebas de circuito cerrado, porque le colocarán una plancha metálica con aspersores varios y sistemas de congelación para que la sensación sea similar a lo que ocurre en el asfalto cuando es invierno.

Hay que destacar en ambos casos la prueba del Alce, consistente en tomar una recta, colocar el vehículo a determinada velocidad y después evitar un posible obstáculo. Vale que sabemos de antemano donde está y tenemos tiempo para pensar cómo evitarlo, pero no tiene que ser nada sencillito si hay hielo de por medio. Esta misma prueba la pasan los coches para ver si son suficientemente seguros y algunos de ellos acaban volcando.

Una vez con el permiso en la mano los jóvenes y no tan jóvenes comenzarán su andadura y aprendizaje al volante. El resto de la normativa en cuanto a renovaciones y mantenimiento del permiso se adapta al estándar europeo, sin caducidad aparante salvo que la autoridad detecte alguna irregularidad. Próximamente veremos los límites de velocidad y algunas normas curiosas que existen en este nórdico país.

Comparte este post con tus amigos!
Publicado por ProfesorAutoescuela en Normativa, Seguridad Vial

Todavía no hay comentarios, se el primero!

Escribir un comentario

SI puedes utilizar codigo HTML y emoticones en los comentarios.
NO se permiten insultos, enlaces de Spam ni mensajes en formato SMS.

Tu comentario será moderado la primera vez que lo hagas. Después de eso no será necesario si usas los mismos datos.